A partir del trabajo consensuado que se ha generado en las Asociaciones y Agremiaciones que a nivel nacional han legitimado la profesión, se define que:

El profesional en Terapia Respiratoria como miembro del equipo de salud, es una persona con sólida formación humanística, ética, científica con vocación de servicio, capaz de analizar y responder a necesidades en salud propias del cuidado cardiorrespiratorio del individuo y  la  comunidad con actividades de información y educación para promover  estilos de vida saludable en los diferentes niveles de  prevención en salud; es un integrante relevante en la sociedad promoviendo la calidad de vida de las personas, con compromiso social dinamizado a través del desarrollo de actividades  entorno al objeto de estudio.  

El Terapeuta Respiratorio es un profesional caracterizado por la vocación, idoneidad, profesionalismo y compromiso en todos las áreas de desempeño de su profesión; con una excelente ética profesional y calidad humana para la prestación de los servicios de salud así como el liderazgo y la puesta en marcha de acciones y proyectos que estén enmarcados en los planes de desarrollo, promoción y prevención de la salud en Colombia.

El Terapeuta Respiratorio es competente para desempeñarse en cualquiera de los servicios de atención del sistema de seguridad social en salud, investigación, áreas de salud pública, ocupacional y ambiental, desarrollo e implementación de proyectos y programas de promoción y prevención en salud, coordinación  de servicios de salud, industria médica, asesoría en el diseño, implementación y evaluación de programas de salud cardiorrespiratoria, laboratorios de pruebas de función pulmonar y medicina del sueño.  
 
Este profesional tiene la capacidad de trabajar en equipo, permitiéndole integrar y proponer soluciones en los diversos grupos interdisciplinarios en los que pueda ser partícipe. Así mismo es un profesional que genera conocimiento a través de actividades de emprendimiento, desarrollo e innovación que le permitan explorar más allá sus habilidades, capacidades y competencias personales y profesionales.

El Terapeuta Respiratorio tiene como objeto de estudio el cuidado cardiorrespiratorio, desarrollando habilidades relacionadas con en el saber- conocer, el saber- hacer y el saber ser. En el primer caso, este profesional conoce de la anatomía y fisiología general con énfasis cardiopulmonar. Identifica la fisiopatología de las principales entidades que afectan éste sistema. Conoce de la farmacología general, con profundización en la cardiopulmonar. Este profesional, diferencia cuadros clínicos agudos de crónicos, así como críticos de leves, actuando acorde a ellos en todos los grupos poblacionales; conoce de la atención primaria en salud y del cuidado hospitalario en los diferentes niveles de complejidad.




Noticia del canal electrónico no encontrada